martes, 18 de junio de 2013

PREVENCION DEL DELITO TRIBUTARIO Y DEL DELITO CONTABLE EN EL PERU.................SEGUNDA PARTE



            EL DELITO CONTABLE
Es de tipo autónomo referido a las obligaciones contable tributarias a que refiere el artículo quinto del Decreto Legislativo Nº 813 que se dicta  y se impone con la finalidad de sancionar penalmente graves irregularidades contables, que inciden en la determinación y liquidación de las obligaciones tributarias sustantivas precisando que:

a)   El que estando obligado por las normas tributarias a llevar libros y registros contables.
b)   Incumpla totalmente dicha obligación.
c)    No hubiera anotado actos. Operaciones, ingresos en los libros y registros contables.
d)    Registre anotaciones de cuentas, asientos, cantidades, nombres y datos falsos en los libros y registros contables.
e)   Destruya u oculte total o parcialmente los libros y/o registros contables o los documentos relacionados con la tributación.  
Para éste caso, la  pena a imponer es de  02 a 05 años de pena privativa de la libertad y con 180 a 365 días multa.
Importante: el juez podrá resolver otorgando una libertad provisional si esta por debajo de 04 años de sentencia.

LAS INHABILITACIONES  COMO PENAS ADICIONALES
La norma considera en su artículo sexto que en la comisión comprobada de los delitos de defraudación tributaria, la pena deberá incluir, inhabilitación no menor de 06 meses ni mayor de 07 años para ejercer por cuenta propia o por intermedio de un tercero, profesión, comercio, arte o industria.

CONSECUENCIAS ACCESORIAS:
Conforme a lo  dispuesto por el artículo séptimo del Decreto legislativo Nº 813,  si el delito se ha incurrido a través de una empresa con conocimiento de sus titulares, aquella puede ser motivo a criterio del juez según la gravedad de los hechos, a las sanciones siguientes:
a) Cierre temporal o clausura definitiva,
b) Cancelación de licencias y
c) Disolución de la persona jurídica.


            
                  PROCEDIMIENTOS TRIBUTARIOS
De  acuerdo al  Derecho  procesal tributario, la normatividad procesal en materia  tributaria,  se  encuentra normada  en el  libro tercero del Código Tributario, considerando en el  Título I, los procedimientos referidos a las notificaciones, en  el Título II  a los procedimientos de Cobranza coactiva, en  el  título II  al  procedimiento contencioso,  reclamación,  apelación  y queja ,título IV referido a la “Demanda Contenciosa Administrativa ante el Poder Judicial” y finalmente en el título IV  la etapa del procedimiento no contencioso,  debiendo  el  deudor   tributario  proceder  conforme  a  los procedimientos   estipulados  para   el  efecto  en  dicho  texto  normativo, que  entre  los  actos  diversos  a  que  refiere  la  norma,  se  encuentra  el  cumplimiento  de  requisitos, plazos, formalidades e instrumentos legales que revelen o acrediten las pruebas et facto y la sustentación legal et Jure

Comentario:
Conforme  a  lo  prescrito  por  el  artículo 189 del Código Tributario peruano, le corresponde  a  la  justicia  penal  ordinaria,  la “instrucción,  Juzgamiento   y  la penalización de los delitos tributarios”. Asimismo, NO procede el ejercicio  de la acción penal por parte del Ministerio Público ni la formulación  de l a denuncia penal  por  parte del  Órgano Administrador  del Tributo quien debe  efectuar la investigación  administrativa, cuando presuma la comisión del delito, cuando se regularicen  los  adeudos  tributarios  originadas por la realización de conductas dolosas contenidas en la  Ley penal tributaria
Se entiende por “regularización”, el pago total de la deuda o en su caso, la devolución del Saldo a favor o Reintegro, o cualquier otro beneficio tributario obtenido indebidamente  (ilegalmente); en ambos casos, la deuda tributaria incluye el tributo, los intereses y multas.
IMPROCEDENCIA DE LA ACCION PENAL:
No procede la acción penal  por  parte  del  Ministerio  Público, ni  la  denuncia  penal  por la  Entidad Agraviada si el deudor cancela la totalidad de la deuda, o   en   su  caso  devuelva  el   reintegro,  saldo  a   favor  o  cualquier  otro   beneficio   tributario  obtenido  indebidamente,  antes   que   se   inicie   la  correspondiente investigación fiscal o recibido cualquier requerimiento en relación al tributo y al periodo en que se efectuaron los ilícitos señalados.

AUTONOMIA DE LAS PENAS,  REPARACION CIVIL Y PERICIAS
C
onforme  a  lo  prescrito  en  los  artículos 190 y 191 del Código Tributario, las “Penas”  por  delitos  tributarios se aplicarán  “sin perjuicio del cobro de la deuda y las sanciones administrativas”; asimismo,  dice:  “No  habrá  lugar a REPARACION CIVIL  cuando  la Administración tributaria, haya hecho efectiva el cobro de la deuda que es independiente a la acción penal”
No procede en el fuero penal, si la administración cobra la deuda tributaria en el procedimiento administrativo. Ello implica que deje de aplicarse la pena ni la inhabilitación cuando corresponda. (Ref. Código Tributario, Artículo 191°)
Los informes técnicos o contables emitidos por la Administración Tributaria en la  investigación  administrativa  tendrán  para  todo  efecto  legal, el  valor  de informe  de  pericia  de  parte  en  el  proceso  penal.  ( Ref. Código Tributario, Artículo 194°)

CAUCIÓN PARA LIBERTAD PROVISIONAL:
Se fijara solamente cuando se trate de procesados con solvencia  económica  y consistirá  en una  suma  de dinero que se fijará en la resolución pertinente. En su reemplazo puede constituir una garantía patrimonial suficiente a nombre del juzgado o de sala especial por dicho monto. A falta de solvencia económica, el procesado ofrecerá  fianza  personal  escrita de una  persona natural o jurídica. (Referencia. Código Penal, Artículo 182° y 183°).

CAUCIÓN CUANDO EXISTA MANDATO DE COMPARENCIA Y CUANDO SE CONCEDA LIBERTAD PROVISONAL:
Simultáneamente el juez impondrá al autor la prestación de una caución de acuerdo a lo siguiente:
a) En  los  delitos  comprendidos en los Artículos 1°, 3° y 5° del  D. Leg. 813, se aplican las normas generales que rigen la caución.
b) Los  comprendidos  en  el  Artículo  2° del  D.  Leg. 813, la  caución  no  será menor al  30%  de  la deuda actualizada, sin considerar la multas, de acuerdo a la estimación que de ella realiza el ente administrador del tributo.
c) En el caso previsto en el inciso (a) del  Artículo del D. Leg. 813, la caución será no menor al monto dejado efectivamente de pagar, reintegrado o devuelto, de acuerdo a estimación que este realice al ente administrador del tributo.
d) En los  delitos  previstos en  el  inciso  (b) del  Artículo  4° del  D. Leg. 813, la caución será  no  menor al  50%  del  monto de  la deuda  tributaria actualizada, considerar los importes por multas, de acuerdo al estimación que de ella realice el ente respectivo. Si el  imputado  pagase la  deuda  tributaria,  el juez o la sala penal, según  corresponda,  fijará el monto de la caución según responsabilidad y gravedad del delito, así como las circunstancias, tiempo, lugar, modo y ocasión.

EXCLUSION, REDUCCION DE PENAS  y ACOGIMIENTO
Estos beneficios están normados por el D. Leg. 815 y por su modificación de la ley 27038. A los  autores del  delito solo  se  les concederá  la  reducción  de la pena  y   a  los participes  la  exclusión  de  la  pena,  salvo  que  el  órgano jurisdiccional  considerase que  no  procede  en  ese  caso podrá concederse la reducción.  
Por ultimo, si  el  contribuyente  incurriese  en nuevo delito tributario dentro de los 10 años de haber sido otorgado, se le revocara el aludido beneficio.
La  ley  determina   que  aquel  que  solicita  acogerse  a  los  beneficios,  se  le denominará  solicitante,  y  una  vez  que  le  sea  otorgado  se  le  denominará beneficiado  y  establece  dos  sujetos  materia  de  beneficios  en  función  a  la forma de intervención en el acto delictivo: El autor del delito tributario, solo podrá acogerse al beneficio de la reducción de pena, previo pago de la deuda tributaria.
Los  participes  del  delito  tributario, podrán  acogerse  tanto  a  la reducción de pena como al beneficio de exclusión de pena.

El Contador  Público  en  el  peor de los casos llegaría a ser participe del hecho delictivo,(coautor) ya sea  porque dio la idea, asesoró al contribuyente en la comisión de actos dolosos, o actuó o procedió en calidad de apoderado, etc. salvo que le prueben p él mismo pruebe lo contrario. (Non bis in idem)

LA RESPONSABILIDAD PENAL DEL CONTADOR PUBLICO ESTABLECIDO EN EL DECRETO LEGISLATIVO N° 813
La Ley Nº 136252 (11/09/1959), denominada "Ley de Profesionalización, así como su respectivo Reglamento señala las responsabilidades funcionales y éticas,del.profesional,contable.
En  el  Derecho  Penal  ya  existían  las  acciones  correspondientes  al   Delito Tributario y  establece  la  diferenciación con el Delito Financiero y con el Delito Administrativo, así como la responsabilidad del Contador Público frente a todos éstos..hechos.
En la exposición de motivos del D.Leg. Nº 813, nos da a conocer la necesidad de una norma especial a base del Derecho Penal en el que también el artículo 5to. Involucra al Contador Público. Tradicionalmente se ha definido a la infracción tributaria como el incumplimiento por parte de un contribuyente de las obligaciones legales, reglamentarias, o administrativas, relativas a los tributos establecidos en el sistema impositivo y que acarrea sanciones para quien resulte responsable del incumplimiento.
Al considerarse un concepto genérico de infracción tributaria, como el indicado en el párrafo anterior el delito tributario queda comprendido dentro de él en la categoría de infracciones mixtas con la particularidad distinta de que se requiere del elemento dolo o malicia además de su juzgamiento estará a cargo de los tribunales ordinarios en contraposición a las simples contravenciones o infracciones propiamente tales, cuya sanción mayormente pecuniaria y su aplicación corresponden a la propia administración, siendo su verificación a través de la responsabilidad objetiva o que en todo caso, no requiere del elemento dolo para su configuración.
La jurisprudencia sobre el delito contable establecido en el D.L. N° 813 actualmente es escasa, y en las pocas existentes se han determinado 2 aspectos:
Tanto los contadores como contribuyentes están procesados por Defraudación Tributaria, siendo pocos los casos que se refiere la figura autónoma denominada delito contable.
Que el delito contable es poco conocido, por lo que los últimos casos judiciales aun están siendo materia de proceso judicial, no existiendo a ala fecha sentencias a las que se puede acceder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario