martes, 28 de octubre de 2014

MÁS GOLES, SEÑOR URRESTI.



Uno es ninguno, reza el dicho popular, y seguramente lo sabe el ministro del interior, Daniel Urresti, tras la captura del coronel en retiro PNP Benedicto Jiménez, integrante de la red del abogado Rodolfo Orellana, en Arequipa. La pregunta a renglón seguido es: ¿y cuando atrapa al propio Orellana?. Si en verdad la lucha contra la corrupciónes una política de estado que no repara en los nombres de los implicados, éste señor ya debería estar también tras las rejas, respondiendo por los diversos delitos que se le imputan, entre ellos contra la fe pública y lavado de activos.
Felicitamos al mediático titular del Mininter por la detención del cazador de Abimael Guzmán, pero le queda mucho trabajo en adelante para refrendar las promesas que repite a diario desde que asumió el portafolio de Corpac.
Recuérdese que el propio Ollanta Humala, al designarlo, le advirtió que su principal gol será el encierro del empresario Martín Belaunde Lossio, uno de los implicados en otro emblemático caso de corrupción como es  “LA CENTRALITA” epicentro de las operaciones del ex presidente regional de Ancash Cesar Álvarez, y consabido amigo del Mandatario. “ojalá pueda meter ese gol”, manifestó Urresti el viernes 18 de Julio al juramentar el cargo de ministro.
La otra piedra angular que debe empezar a cumplir su parte es la conformada por el Poder Judicial y Ministerio Público. Benedicto Jiménez estaba preso luego de allanarse la publicación que dirigía; sin embargo, a la magistrada del juzgado de Investigación Preparatoria Nacional le antojó que debía salir libre y ordenó comparecencia restringida con reglas de conducta. No más concesiones al delito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario